Lo bueno, lo malo y lo peor de la J1 del Apertura 2019

0
108

Un total de 11 juegos con Chivas, la mayoría de ellos amistosos, han bastado para hacernos saber que Tomás Boy ya no es lo que era antes. De aquel técnico que hacía mucho con poco y que en ocasiones acariciaba la gloria, parece ya no quedar más.

El timonel rojiblanco llegó por sólo cuatro juegos en la recta final del Clausura 2019, pero la directiva tapatía le otorgó la confianza para quedarse por más tiempo.

No obstante, después de poco más de tres meses como estratega rojiblanco los números hablan de un Tomás Boy sin mayor argumento para ostentar el puesto que tiene: ocho derrotas y tres triunfos desde su arribo, además de 22 goles en contra y sólo nueve a favor.

Sus cambios, además, lo dejan ver limitado, pues en un juego donde su equipo se moría de nada (contra Santos), el “Jefe” optó por sacar a sus dos mejores hombres sobre el terreno de juego: Jesús Molina e Isaac Brizuela.

Por eso, en este H. Tribunal hemos encendido las alarmas apenas recién iniciado para el torneo y sentenciamos que Tomás no da para más como técnico del Guadalajara.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí