Vecinos queman casa de familia contagiada por COVID-19

0
1145

La Prensa de Acayucan
30 de Mayo de 2020

++ Mientras recibían atención médica en el hospital del IMSS…sus vecinos les quemaban su casa

Adrián Macías
Ciudad Juárez.- Nico, un empleado de maquiladora enfrentó la enfermedad del coronavirus, de la cual por fortuna sobrevivió, ahora espera que su esposa también se recupere plenamente, después de que resultó infectada.

En medio de la tragedia que ambos enfrentaron luego de resultar positivos al Covid-19, mientras recibían atención médica, en el Hospital 66 del Seguro Social, recibieron la noticia de que algunos vecinos prendieron fuego a su vivienda, al enterarse del padecimiento que enfrentaron.

Nico, a quién llamamos así por su seguridad y resguardamos su identidad real, señaló que el día en que esposa se agravó con la enfermedad, los vecinos la escucharon gritar por ayuda cuando empezaron las complicaciones para respirar.

Ese día Nico la trasladó al Seguro Social, él apenas superaba la enfermedad, cuando su pareja la contrajo y se quedó internada.

Un pariente se comunicó con él para darle la noticia de que su vivienda fue incendiada de manera intencional y que varias de sus pertenencias se quemaron. Por fortuna no estaban sus hijos, una niña de tan solo 3 años y su hijo mayor de 7 años de edad, ya que otros parientes cuidaban de ellos para evitar contagiarlos.

Las personas que le prendieron fuego a la vivienda ingresaron por la parte trasera, a través de la ventana de una de las recámaras e hicieron los destrozos.

«Esa vez mi esposa estaba tosiendo mucho y también gritó para pedirme ayuda cuando sintió que no podía respirar, entonces lo que hice fue llevarla de inmediato al Seguro, pero algunos vecinos nos vieron y mi esposa sospecha que aprovecharon el momento en que nos fuimos para entrar a la casa destrozarla y prenderle fuego. Yo no me fijé, lo único que quería era que a ella la atendieran pronto», narró con voz entrecortada.

Los agresores antes de encender el fuego, se robaron algunos termómetros y aparatos de medición de glucosa que la pareja tenía, ya que cuando menos Nico es prediabético e hipertenso.

También se robaron los juguetes de sus dos pequeños hijos.

Otros habitantes, con quienes tiene buena relación, se encargaron de apagar el fuego y rescatar algunas pertenencias de la vivienda, mientras que el padre de Nico reforzó ventanas y puertas además de pintar el interior de la casa que quedó casi todo manchado por el humo.

Amigos y familiares, al enterarse de la tragedia, se acercaron con la pareja para apoyarlos con algunas cosas, además de despensas y ropa para sus hijos.

El hombre afectado, pide al resto de la población que sean respetuosos de quienes padecen del coronavirus, porque enfrentarla ya es una tragedia, que pone en riesgo la vida de los pacientes, como para hacerles daño con agresiones o discriminarlos.

“Lo bueno que ese día que quemaron la casa no estaban ni mi esposa, ni mucho menos mis hijos, por ese lado estoy agradecido porque sé que lo material se recupera, pero aun así, les pido que respeten, que en lugar de atacar a las personas que están enfermas de ese virus, las ayuden, les tiendan la mano. Pueden dejarles ayuda en la puerta para no exponerse, pero denles la mano porque es muy feo vivir todo esto», añadió.

También hace el exhorto para que tomen conciencia de las medidas de prevención, porque no se trata de un juego y no vale la pena arriesgarse haciendo filas en alguna tienda para comprar bebidas alcohólicas.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí